Si todavía no se ha parado a pensar qué espera de este año 2021, aún está a tiempo. Soy consciente de que con la aparición de este virus que convive en nuestro día a día, sentimos que hemos perdido el control pero yo, particularmente, me niego a creerlo. Y es que, inevitablemente, nuestra cabeza está en lo inmediato; las restricciones, el PCR, la vacuna, el confinamiento… Preocupaciones que nos obligan a aparcar las cosas importantes y que en otras circunstancias tendríamos mucho más presentes.
Permítame que le invite a una mirada a este 2021 y le sugiera que, aún con la que nos está cayendo, no puede renunciar a lo que es importante para usted. Tanto a nivel personal, como profesional. Por tanto, si quiere evitar esa sensación de pérdida de control, pregúntese ¿Qué es lo más importante para su negocio en este año? ¿Qué es lo más importante para usted a nivel personal? Y aunque las preguntas son importantes, más aún lo son las respuestas. Respuestas derivadas en las acciones que está dispuesto a llevar a cabo en esas áreas prioritarias e importantes para usted. Hay cosas que suceden y otras, las más importantes para cada uno, que hay que hacer que sucedan. ¿No cree?
Me viene a la cabeza la típica frase: “No podemos controlar el viento, pero sí podemos colocar las velas para que sople el viento que sople, podamos llegar a donde queramos”. Sin duda alguna, estamos ante uno de esos momentos que requieren máxima atención y flexibilidad para ajustar nuestras velas según el viento que sople. Y, sobre todo, todavía podemos evitar que algún viento nos lleve donde no queremos ir. Estoy convencido de que no es nuevo y que ya en varias ocasiones, diría múltiples, ha tenido que ajustar sus velas para que el viento sople a su favor.
Y usted, ¿se está dejando llevar por lo inmediato, por ese aire infeccioso que nos azota cada día o se ha puesto a ajustar sus velas? Un consejo, antes de nada determine con rotundidad dónde quiere llegar; de lo contrario estos vientos tan cambiantes pueden jugarle una mala pasada.
Recuerde: los nuevos vientos requieren nuevos ajustes.

JOSÉ LUIS BODAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here