La súbita aparición del COVID-19 ha generado una pandemia sin ningún tipo de precedente tanto en la historia reciente de nuestro país como a nivel mundial. Los recursos sanitarios han resultado ser insuficientes en muchos momentos del desarrollo de esta epidemia, donde se ha echado en falta ciertas dosis de humildad, coherencia, responsabilidad y sentido común por parte de los políticos y gestores públicos.

Debido a la excepcionalidad de esta difícil situación, los fisioterapeutas hemos tenido que desarrollar al margen de tratamientos urgentes a los pacientes ingresados, otro tipo de labores asistenciales como son tareas administrativas, de apoyo a otros profesionales sanitarios, apoyo en residencias de personas mayores, así como cualquier otra actuación que se nos ha pedido para ayudar a combatir esta situación de gran complejidad.

Desde COFICAM, hemos trabajado sin descanso, con mucha preocupación, dedicación y sentido de responsabilidad para intentar ayudar, asesorar e informar en todas aquellas resoluciones, reales decretos y situaciones de extraordinaria dificultad, como consecuencia del Estado de Alarma en el que se ha encontrado inmerso nuestro país.

Somos nosotros los fisioterapeutas, un colectivo sanitario esencial, necesario e imprescindible en la recuperación de los pacientes que han superado esta enfermedad, tanto en las unidades de cuidados intensivos acortando tiempos y siendo pieza fundamental dentro de los equipos interdisciplinares, como en la recuperación posterior de las secuelas de esta enfermedad, aunque desafortunadamente ha vuelto a quedar patente que la inversión en este sector de la Sanidad dista mucho aún de lo que recomienda la OMS.

COFICAM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here