Sin duda, esta es una gran noticia, y nos viene de la mano del respetado Dr. Roberto Pozo Moreno, especialista en aparato digestivo, endoscopia y colonoscopia sin dolor.
Y es que los talaveranos estamos de suerte ya que el nuevo Hospital Parque Marazuela, tras sus obras de ampliación y renovación, ha integrado en el puesto de jefe de Unidad de Aparato Digestivo al eminente médico.
De todos es conocido este nuevo Hospital fundado en 1957, ubicado en la Avenida de Extremadura, nº 5, donde hemos venido al mundo muchos ciudadanos de nuestra ciudad.
El Dr. Pozo Moreno, a petición del director general de Hospitales Parque, el Sr. Alejandro Rey, dispone de su propia consulta donde ofrece toda su cartera de servicio personal privado a los pacientes; si bien habría que mencionar que anteriormente y durante 15 años, era en el quirófano del mencionado Hospital donde ya realizaba las pruebas intestinales sin dolor.
Este traslado supone una gran mejora en la calidad sanitaria para la ciudad, donde antes de la llegada del Dr. Roberto Pozo, quien introdujo la técnica de la sedación en colonoscopia, se veían obligados a desplazarse a Madrid si no querían sufrir dolor. Además, como el, mismo reconoce, ha supuesto una notable mejoría en cuanto a su anterior centro de trabajo, siendo una policlínica donde todo era más reducido. También hay que recordar que seguirá en su consulta por las mañanas en el Hospital General de Nuestra Sra. Del Prado.
MOVIDO POR LA CONSTANCIA
Para conocer mejor a este gran profesional, decir que comenzó sus estudios en su ciudad natal, Badajoz, trasladándose posteriormente a Oviedo y más tarde a Sevilla donde se especializó en Aparato Digestivo.
Aunque su probada experiencia es fundamental para generar confianza en sus pacientes, también lo es su generosidad, vitalidad, sensibilidad y empatía.
El mismo reconoce en una reciente entrevista, que todo ha evolucionado mucho, sobre todo la vertiente terapéutica. Antes las enfermedades inflamatorias no se diagnosticaban apenas, el cáncer de colon ha cambiado significativamente en su tratamiento. Además, la forma de trabajar también ha mejorado, en la actualidad se colabora más en equipo y los facultativos están más formados y especializados.
Hace hincapié en la relevancia de la sedación. El no tener miedo a la realización de pruebas con endoscopio, bien sea gastroscopia (vía oral) o colonoscopia (vía anal), es fundamental para un diagnostico precoz y su posible tratamiento.
Los endoscopios son instrumentos flexibles que llevan incorporada una cámara digital y un canal a través del cual se pueden tomar biopsias, extirpar pólipos, tratar lesiones sangrantes, o extraer cuerpos extraños.
Aparte de estas técnicas que son las más habituales, en el Hospital Parque Marazuela se realizan exploraciones más complejas, como el estudio de vía biliar, ecografías abdominales, etc. Todo un lujo para aprovechar muy cerca de nosotros, un gran avance para nuestra ciudad Talavera de la Reina. Para el renovado Hospital, la llegada del doctor ha supuesto contar con el primer especialista en Digestivo desde su fundación en 1957. Además, con el nuevo proyecto el centro se ha ampliado con otros edificios colindantes para trasladar las consultas que anteriormente no cabían, como dermatología o ginecología.
MOVIDO POR LA SOLIDARIDAD
Es imposible no hablar de la situación que hemos vivido y seguimos viviendo y que ha dado lugar a que el Dr. Roberto Pozo Moreno, sea el embajador de nuestra Fundación durante casi dos años consecutivos, representando el mismo Proyecto empresarial Solidario Asociación Down Talavera como consecuencia del coronavirus, dando lugar a su permanencia un año más. Un hecho único en nuestra historia, y que desde la junta directiva, se adoptó por unanimidad.
A todos nos pilló por sorpresa esta situación, y la verdad y pese a este tiempo, el Dr. Pozo, se ha implicado en el pero no ha podido disfrutarlo como le hubiera gustado. Además, considera que nunca es suficiente el apoyo que se brinda a los más vulnerables y recalca la importancia de trabajar juntos y no romper ningún eslabón de la cadena solidaria con el fin de conseguir los objetivos.
Desde aquí agradecemos al Dr. Pozo “Embajador Solidario de Fundación Futurart”, su gran implicación y entrega a los demás. El mismo reconoce que sufre porque uno no es de acero. Cuando se inicia esa relación de respeto “médico-paciente”, la empatía necesaria le lleva afligirse y sentir por lo que está pasando esa persona. Indudablemente, la medicina se está humanizando, otorgándose la misma importancia al cuerpo como al alma, y a Roberto Pozo, le ha tocado el corazón.
INMA GONZÁLEZ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here