Carlos Maldonado; Raíces en el corazón

¿Cómo se define Carlos Maldonado?

Carlos Maldonado es uno más. Es el de siempre. Maldo, mi gente me conoce por Maldo de toda la vida, no ha cambiado nada. Ha cambiado de profesión y ahora por casualidades de la vida, salió en la televisión y le conocen en muchos sitios. Pero no deja de ser un cocinero más. Un cocinero como puede ser, cualquier hostelero de Talavera de la Reina u otra persona.

Carlos Maldonado; Raíces en el corazón

Carlos, ¿cuál es la aptitud más importante en un cocinero?

Bueno, yo creo que al igual que en todas las profesiones, encontrar la felicidad, en tu trabajo.  Es muy importante la capacidad para el trabajo en equipo. La disciplina, responsabilidad, flexibilidad. No escuchará a ninguno de los once miembros de mi equipo decir “voy a trabajar”, porque parece que ir a trabajar cuesta. Pero no cuesta ir al restaurante. Aquí disfrutamos, echamos muchas horas de trabajo, y lo convertimos en un disfrute continuo. Venimos a disfrutar no a trabajar. 

¿Es un cocinero sin perjuicios?

Sí, hago lo que quiero.

¿Le gusta trabajar sin etiquetas?

Sí, me encanta y me encanta que me etiqueten también. Me da igual que me etiqueten, o no,  tengo muy claro lo que soy y lo que quiero ser, ¿no?  Al igual que yo toda mi gente, mi familia del restaurante.

Habla de su familia con mucho cariño, de su familia laboral, ¿para usted ha sido difícil realmente conseguir y hacerse con un buen equipo de trabajo?

Sí, es un gran equipo. Una vez que consigues tu equipo hay que hacerles sentir cómodos. De todas formas, la coordinación, esfuerzo y el sacrificio es nuestra seña de identidad para conseguir nuestro objetivo. Es mi forma de gestionar Raíces, aquí no hay presiones ni horarios. Únicamente si tienes tu partida preparada ven a la hora que quieras y da el servicio. Pero ellos se auto exigen lo más. Ellos quieren que todo salga perfecto,  quieren tenerlo todo a punto a la hora del servicio.  Es difícil formar a un equipo, pero una vez que lo tienes, es la bomba.

¿Qué encontró en su inseparable “food track”?

Libertad, entretenimiento. Encontré una nueva experiencia de trabajo desconocida para mí. Recorríamos toda España por la costa, con una camioneta, vendiendo hamburguesas. Durmiendo donde nos daba la gana y encima ganábamos dinero ¿se puede pedir algo más?

(Pero… siguen con el mismo material) que en un restaurante, ¿no? O,  ¿está más limitado?.

Hasta cierto punto, las limitaciones, las pones tú tanto en un Food Track como en un restaurante. Lo que no puedes hacer en una camioneta es querer llevar platos elaboradísimos.

 ¿Cubre realmente su camión todas las necesidades como chef?

Sí, pero en ese concepto. Hay diferentes conceptos de trabajo y en el tema hamburguesas, guiso de rabo de toro, carrilleras, bao, bocadillos, la parte mas “killer” la más “Street” la cumple perfectamente. Es una metodología de trabajo muy rápida, tiene que ser sota, caballo y rey para que vengan muchas personas  a consumir.

¿Un secreto confesable en la cocina de Carlos Maldonado?

Mucho amor y cariño en cada plato que hacemos. Y Rock and Roll

¿Cuáles son los productos con los que le gusta sorprender al cliente?

Bueno, realmente, no queremos sorprender a nadie. Somos cocineros.  Aquí te voy a dar de comer, unas cosas te gustaran más o menos. Pero no trabajamos la sorpresa,  trabajamos el producto, una muy buena calidad, y ofrecemos un buen servicio.  

En su trayectoria profesional nunca ha olvidado sus raíces talaveranas, y de ahí el nombre a su restaurante, ¿no? Además ahora, en su restaurante lo preside un loco y original mural de cerámica.  

No lo podría definir mejor. Loco y original. Tenemos el género de casa, magníficos productos y elementos que estamos echando a perder por no valorarlos como se merecen, uno de ellos es la cerámica. Otro, nuestra ganadería, personas que componen el entorno gastronómico, nuestra huerta, por lo que ahora nos basamos casi al 100% en Talavera y en nuestras raíces.

Carlos, ¿qué proyectos tiene en mente?

En un principio, tener más tiempo para mi niño y para mi mujer. Es un proyecto que lo estoy incumpliendo por ahora, pero lo dejaré de incumplir muy pronto. Que Raíces siga adelante y, que mi equipo siga conmigo para seguir luchando en lo que estamos haciendo, seguir disfrutando de nuestro “trabajo” y como soy un culo inquieto, tenemos que llevar ese Food Track a un local, no sé dónde, ni cómo ni cuándo, y alguna otra cosa que no le puedo adelantar porque aún no está consolidado.

Carlos Maldonado; Raíces en el corazón

No quiero terminar esta entrevista, sin preguntarle, ¿qué es para usted la solidaridad?

Bueno, es una cosa sobre la que escuchamos hablar mucho. Todo el mundo creemos que somos solidarios, pero se nos olvida realmente que es 100% la solidaridad. Creo que es el apoyo, estar con las personas que más lo necesitan, no en un entorno económico, va más allá. Ser amigo de tus amigos, estar en el momento deseado. Empatizar. Ponerte en el lugar de los demás intentar cambiar las cosas. En ocasiones pensamos que por cambiar, no va a servir de nada, es la típica frase. Es un tabú, es muy difícil llevarlo a cabo.

Carlos, espero que cumpla ese deseo que lleva intentando cumplir hace mucho tiempo, y desde Fundación Futurart, le deseamos todos los éxitos del mundo.