Complejo Rural las Abiertas es la ilusión de una emprendedora, Ana Isabel García Otero, y su marido. Un proyecto en el que han depositado toda su ilusión para hacer realidad su sueño, un hotel rural en el término municipal de San Bartolomé de las Abiertas. Un lugar donde perderse, y practicar vida sana y saludable.

¿Cómo nace la idea de poner en marcha el Complejo Rural “Las Abiertas”?
El proyecto nace en el año 2009, en plena crisis del ladrillo.
Nos encontrábamos desempeñando las actividades de las empresas de seguridad privada y de las energías fotovoltaicas.
En ambas actividades aquellos años, eran tiempos convulsos de cierta incertidumbre y tomamos la decisión de emprender un nuevo proyecto, totalmente distinto a los que veníamos desarrollando, siendo un reto sacarlo adelante. Pero tengo que decir, que a fecha de hoy hemos conseguido hacernos un hueco en el mercado.
¿Que ha supuesto para ustedes invertir y emprender en el mundo rural?
Le diré que es muy gratificante vivir en el campo y en estos momentos tan delicados más. Ha sido y está siendo todo un privilegio vivir al aire libre, somos muy afortunados de respirar aire puro todos los días.
También ha supuesto un cambio importante en nuestras vidas, pasar de una ciudad a vivir en pleno campo, ni siquiera en un pueblo, sino en campo abierto. Al principio es difícil, se echan de menos muchas cosas, pero una vez acomodados, todos son beneficios saludables.
En mi caso, compagino mi vida familiar con el mismo lugar de trabajo, y eso a veces es complejo, además de tener muchas ventajas.
La inversión ha sido muy grande y el esfuerzo personal y familiar también. Se trata de compaginar la vida familiar y profesional y ello requiere mucha dedicación, a ambas facetas.
Cuando se cree en un proyecto hay que darlo todo, y dedicarle todo el esfuerzo posible para poder sacarlo adelante.
Hemos contado con una ayuda de los fondos FEDER, y un apoyo al proyecto de la corporación del pueblo de San Bartolome de las Abiertas y de sus gentes, algo ha sido de gran motivación personal.
¿Cuáles son los principales desafíos a los que Las Abiertas se enfrenta cada día?
El mayor desafío es conseguir clientes, como es evidente, hay que tener en cuenta que ofrecemos un amplio abanico de servicios y ello requiere llegar a una gran diversidad de público y esto nos complica la actividad pero también nos da la oportunidad de conocer a un mayor número de público.
Nuestro propósito es llegar a las familias, grupos de amigos o de aficiones comunes, e incluso al mundo profesional y empresarial; para todos ellos hemos ideado nuestras instalaciones: para celebración de actividades deportivas y recreativas, para celebración de eventos; bautizos, comuniones, bodas, y todo tipo de celebraciones.
¿Qué posibilidades turísticas ofrecen a sus clientes?
Hay que recordar donde nos encontramos para saber cuáles son nuestras posibilidades; el entorno es de parajes tranquilos, llanuras de olivos y de secano.
Las zonas turísticas más cercanas son, los Montes de Toledo, el Parque natural de Cabañeros, las Barrancas de Burujón, Toledo, Gredos, bodegas de vino, almazaras de aceite, etc.
Estos últimos se encuentran a una hora de nuestro alojamiento, lo que hace que tengamos clientes que nos visiten para pasar veladas relajadas y días de mucho ajetreo.
¿Cuál es su objetivo principal?
Nuestro objetivo es a corto plazo, siempre que pasemos el trance actual, desarrollar la actividad de alojamiento y restaurante a una capacidad de un 75 a 80% durante la semana y un 100% lo fines de semana y festivos.
Esto es bastante complicado, por nuestra situación, ofrecemos unas instalaciones de excelente calidad, un servicio de profesionales con mucha trayectoria y el gran esfuerzo, que hacemos para complacer a cada uno de nuestros clientes. Para ello hay que tener en cuenta que nuestro restaurante tiene una capacidad de 50 comensales. Y en cuanto al alojamiento, entre las dos casas es de 75 personas, sin tener en cuenta el alojamiento para campamentos que tiene una capacidad de para 100 niños.
¿Qué tiene de particular el enfoque de su negocio para superar los desafíos a los que se enfrentan?
En estos momentos actuales por los que estamos pasando, sin duda el estar en plena naturaleza, ya que nos encontramos en un enclave rural, apartado del mundanal ruido de las ciudades e incluso de los pueblos, lo que se traduce en una paz y sosiego total para retomar el día a día.
Uno de los complementos que ofrece Las Abiertas es el Spa. ¿Qué valor añadido tiene un spa en un hotel rural y concretamente en un lugar como Las Abiertas?
El spa, es nuestro mejor reclamo para los clientes. Se trata de un espacio poco común en las casas rurales e incluso en hoteles, y si a eso lo complementamos con un lugar al aire libre, conseguimos el descanso total.
¿En que se ha basado para crear los diferentes tratamientos del Spa? ¿Cuál es su filosofía?
Siempre tenemos presentes donde nos encontramos, y es por ello que tenemos que pensar en los clientes más próximos y en los más lejanos, es decir, de diferentes ciudades de todo el territorio nacional e internacional. Por lo que los diferentes tratamientos han sido pensados para un gran espectro de clientes, diversidad de gustos y necesidades.
En nuestra filosofía está el dar servicio a todos los potenciales clientes, desde los gustos más sencillos a los más sibaritas.
¿Cuáles son las claves para mantener un spa en perfectas condiciones?
Es bastante complejo, las medidas sanitarias y de limpieza son de un seguimiento muy estricto y debe de ser así, debido a que se trata de bienestar social y salud.
Estamos controlados por las autoridades sanitarias y nos realizan inspecciones con bastante frecuencia, y no puede ser de otra manera, estamos hablando de salud y es un tema de máxima importancia.
Ana, ¿qué tratamiento nos sugeriría para regalar?
El más completo y de mayor eficiencia para obtener un relax total sería, una sesión de spa y a continuación un buen masaje para después pasar por nuestro restaurante a disfrutar de una comida sana y terminar en una habitación tranquila, descansar y, recuperarnos para continuar con una semana de trabajo.
Parte del éxito de un negocio son las redes sociales: ¿cómo se maneja en estas lindes?
A mí me ha cogido en una edad algo distanciada con estas lindes.
Pero intento adecuarme a los tiempos. Sí que tengo que reconocer, que me gusta más el contacto directo. Y aquellas redes sociales que no gestiono bien, esta la opción de la subcontración. Hay empresas que se dedican a estas promociones de negocios, y tengo que reconocer que actualmente es mi caso.
La magia de este complejo rural, dicen las buenas lenguas que, aparte de su entorno, también se disfruta de unos exquisitos manjares culinarios. Cuéntenos un poquito sobre “La Labranza”, restaurante que está dentro de este complejo rural.
Nuestro restaurante cada día cuenta con más clientes que disfrutan de nuestros manjares.
Tenemos unos buenos profesionales tanto en cocina como en atención al cliente, todo esto unido a la gran calidad de nuestra materia prima. Ofrecemos carnes de la zona y de crianza propia como es el cordero, cochinillos y en breve tendremos de nuestra crianza ganado bovino.
¿Qué tipo de estrategia principal desarrolla en esta dependencia: diversificación, precios, calidad?
La estrategia es como he contado ofrecer gran variedad de servicios para captar al mayor número de clientes y con unos precios competitivos, en relación calidad precio.
Me imagino que están notando los efectos del COVID-19. ¿Cómo les está afectando?
La pandemia, para nosotros ha llegado en un momento de crecimiento, y ha parado la actividad totalmente. Nos ha hecho mucho daño, nuestro cliente de fin de semana ha desaparecido totalmente. Esto ha ocasionado, despidos, cero ingresos, continuar manteniendo las instalaciones para que no se deterioren, aumentar las medidas de seguridad y limpieza, todo esto son incrementos de costes y cero ingresos, lo que supone no seguir invirtiendo en nuevas instalaciones proyectadas.
¿Han modificado su estrategia como consecuencia de estos efectos que comenta?
La estrategia empresarial no, pero si hemos modificado el servicio al cliente, cumpliendo con todas las medidas de seguridad en cuanto a distancias y medidas higiénicas.
Tenemos ventaja en el sentido de encontrarnos al aire libre, y disponer de muchos espacios libre de contaminación y abiertos.
¿Cómo cree que será el futuro de la hostelería tras superar la pandemia del coronavirus?
Bueno no llevo mucho tiempo en el sector y no soy la persona más adecuada para dar una opinión. En mi humilde opinión, si unimos hostelería con ocio y con turismo, siendo estos conceptos muy importantes en nuestra sociedad y siendo España una potencia a nivel turístico, tenemos la oportunidad de salir muy reforzados, corrigendo y mejorando todo aquello que estemos haciendo de una manera no profesional, y con mucho cariño. Todo lo que se hace con dedicación es bueno, aquello que se hace por obligación no suele dar el resultado óptimo deseado. También creo que es el momento para que nos concienciemos de dar servicios de calidad y esmerarnos en conseguirlo.
Todo esto además esta cumplimentado con la práctica de actividades deportivas. ¿Solo al aire libre?
La mayoría de actividades son al aire libre, tenemos que aprovechar el lugar tan privilegiado donde nos encontramos, como es al campo abierto.
Pero ofrecemos otras actividades de interior como son juegos de mesa, ping pon, etc.
Para los clientes que les gusta el deporte sin salir al aire libre, disponemos de un gimnasio con todos los aparatos y maquinas necesarias para mantenerse en forma.
Y claro está, baños de relax y masajes.
De todo lo que han conseguido hasta ahora, ¿de qué se sienten más orgullosos?
A nivel profesional, haber conseguido iniciar diversos proyectos y sacarlos adelante, cada uno de ellos con mayor o menor éxito, pero siempre hemos sido obstinados por sacarlos adelante, incluso siendo todos ellos distintos los unos de los otros. En cada proyecto he buscado identificarme con el objetivo y el fin del mismo, para implicarme y buscar lo bueno de cada uno.
Todos ellos han sido dentro del sector servicios. El sector servicios es dar al cliente lo que necesita, y esto es complicado, teniendo en cuenta que no sabemos muchas veces lo que queremos, o lo que necesitamos, y esta es la labor más satisfactoria de nuestro trabajo, que queden satisfechos con el servicio. Es verdad que no siempre se consigue, y ese es el trabajo más reconfortante, seguir intentándolo y perseguir el fin y el deseo del cliente.
Sector complejo por la gran variedad de servicios ofrecidos y las características de cada uno de ellos.
¿Qué le diría a alguien que está pensando en darle la vuelta a su vida e iniciar su propio negocio?
Que adelante, que cualquier idea se puede convertir en proyecto, y cualquier proyecto puede convertirse en una profesión y por lo tanto en una forma de vida, con ilusión, constancia y esfuerzo todo es posible.
Para terminar y valga de redundancia, termine esta frase “la mujer rural es:
Valiente y comprometida con la sociedad actual”.
INMA GONZÁLEZ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here