¿Un servicio jurídico de consultas gratuitas? Quizás para algunos despachos es algo impensable, pero para Aequitas Legis Abogados, y Jesús Lázaro Ruiz fue la manera de aliarse con una sociedad que estaba pasando por una pandemia que afecta no solo a la salud, sino también a las relaciones familiares, personales, a la economía, y al ámbito laboral y empresarial. Abogaphone. Así se llama el proyecto que Lázaro, junto a un compañero abogado de Madrid, habían desarrollado anteriormente a la pandemia, con un objetivo claro: una plataforma online para dar respuesta a personas que “no pueden acceder al Turno de Oficio por su renta, pero tampoco pueden abonar honorarios de un abogado particular” en áreas tan dispares como el derecho laboral, civil, mercantil, penal o administrativo.

Y esta era y es la base de Abogaphone: el usuario, a través de su plataforma digital en la web www.abogaphone.es, puede realizar una consulta jurídica, que es estudiada y analizada para dar una respuesta acorde a la legalidad y la jurisprudencia aplicable. Así, se ofrece al usuario consejo o recomendación para abordar su problemática.“Para Aequitas Legis Abogados era una cuestión de Responsabilidad Social el hecho de acercar la abogacía al ciudadano. Por esta razón se decidió poner en marcha esta iniciativa para la defensa de los intereses de los ciudadanos y particulares” recalca Jesús Lázaro. Además, con esta plataforma se daba un paso más en la atención a distancia en el ámbito jurídico.
Y es que la abogacía es un servicio esencial y necesario, y en la actual situación social debe ser accesible para todos. También en el entorno digital. Este paso, el de realizar un asesoramiento jurídico de manera online, se enmarca dentro del avance que el Legal-tech, y las nuevas necesidades que la época actual marcan en el ámbito de la abogacía. “Desde ABOGAPHONE impulsamos esa nueva manera de trabajar de una forma eficaz, sencilla y gratuita para resolver las primeras consultas, algo que muchas veces es un gran obstáculo para el ciudadano”. Con anterioridad a la Covid-19, en caso que la consulta precisase un abogado en un procedimiento judicial, ABOGAPHONE designaba un profesional en cualquier punto de España, ya que cuenta con convenios de colaboración en todo el territorio nacional, con precios muy reducidos y con pagos aplazados estandarizados. “El ciudadano podía así acceder así a un servicio jurídico particular y de calidad”, apostilla su creador. Pero durante el confinamiento y la pandemia, este servicio se ofreció gratuitamente sin designación de abogado, siendo contestadas todas las consultas personalmente por los socios fundadores (y sus colaboradores) de la plataforma Abogaphone, gratuitamente sin designación de abogado. Por lo que este servicio ha sido de gran ayuda para muchas personas que necesitaban resolver sus dudas durante el confinamiento. Y los datos lo corroboran: en tan solo 4 días Jesús Lázaro Ruiz y su equipo resolvieron más de 180 consultas de manera positiva y gratuita a través de la web. Y es que, durante el confinamiento por la pandemia más que nunca fue necesario acercar la abogacía a todas las personas. Para los fundadores de Abogaphone, lo que se trataba era de intentar acercar el servicio jurídico al ciudadano, permitir el acceso a una consulta jurídica de forma gratuita, para tratar de ayudar en la situación de crisis en la que nos vimos sumergidos. Hubo muchas iniciativas de empresas y de particulares que trataron de aportar su granito de arena, y por parte de Jesús Lázaro Ruiz, Aequitas Legis Abogados, y el resto de miembros de Abogaphone éste fue el modo que encontraron de colaborar y ayudar a los demás. Más información en www.abogaphone.es

Jesús Lázaro
Abogado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here