Entrevista a Óscar Sánchez-Palomo, Gerente de Ébora Extinción.

Ébora Extinción: la diferencia está en el servicio

Ébora Extinción es una empresa joven, capitaneada con ilusión y esfuerzo para ofrecer un servicio integral de protección contra incendios con todas las facilidades para sus clientes.

¿Cuándo nace Ébora Extinción?

Éste año cumplimos cuatro años con la empresa y más de cuatrocientos clientes. Somos dos socios, tenemos una delegación en Cuenca y otra en Talavera, por lo que  tenemos clientes en bastantes zonas.  La gente nos conoce cada vez más.

Tenemos mucha ilusión. Somos nuestros propios jefes y llevamos las cosas a nuestra manera pero trabajamos 24 horas al día.

Hemos incorporado dos jóvenes, uno para tareas de comercial y revisiones y otro para las obras. 

¿Qué servicios ofrece Ébora Extinción?

Ofrecemos un servicio integral de asesoramiento, mantenimiento e instalación de sistemas de protección contra incendios, tales como extintores, BIES (boca de incendio equipada), detección de incendios (central, detector, pulsador, sirena), detección de monóxido de carbono, señalización, hidrantes y barreras.  También realizamos extinción automática de cocinas.

La ley obliga a realizar un mantenimiento anual de los sistemas de protección contra incendios  por un técnico especializado que debe emitir un certificado, pero cada tres meses el usuario debe realizar una inspección visual para verificar que el extintor tiene presión o que en la central estén todas las luces en verde.

Asesoramos al cliente también en éste sentido, según el riesgo que tenga en sus instalaciones, le recomendamos tener certificada también la revisión trimestral.

Cuando hago una revisión, debo verificar que el cliente cumple con todas las medidas de seguridad que la ley establece. Si un cliente debe tener una central de incendios y no la tiene, debo dejarlo  reflejado en el informe  que realizo.

O si un cliente la tiene pero no quiere que se la revise, también tengo que dejar claro que no hemos revisado el sistema de detección por decisión el cliente.

¿Cuáles son los riesgos de no disponer de éstas medidas de seguridad?

Es necesario revisar todos y cada uno de los elementos  porque si ocurre un incendio  y no está todo certificado, el seguro no se hará cargo de los daños.

La gente no le da a éste tema la importancia que merece. Esto es como todo, nunca te pasa nada, hasta que te pasa. Hacer estos mantenimientos es como pasar la ITV del coche.

La gente no lo ve como una inversión.  Ve como un gasto obligatorio que fija la ley, pero las revisiones sirven como los seguros de los coches. Si está todo certificado de que estamos haciendo las revisiones, si mañana ocurre un problema,  estamos cubiertos.

Dependiendo de la actividad industrial que desarrolle el cliente está obligado a tener determinados sistemas de protección: extintores, una BIE  y una central con sirenas y un pulsador para que se oiga en caso de incendio.

Para las fábricas puede significar una inversión importante pero es necesaria. Si la ley no obligara a esto, nadie lo haría, con unas consecuencias que podrían incluso significar la pérdida de vidas humanas.

Mi trabajo también consiste en asesorar bien a mis clientes. A veces la ley no obliga a tener determinados sistemas, pero si detecto que puede haber un riesgo para la seguridad personal o material, se lo comento a mi cliente. Así también como cuando veo que colocando los sistemas de protección de una cierta manera se pueda ahorrar dinero.

Es importante concienciarse que estos sistemas pueden salvar vidas y evitar daños materiales mayores. Una sirena avisa a los trabajadores para que evacúen  a tiempo las instalaciones o alerta a los vecinos para que llamen a los bomberos previniendo que el fuego se propague provocando más daños.

¿Con qué dificultades os habéis encontrado?

Principalmente hay mucha competencia. Hay muchas empresas que se dedican a éste sector, tanto de Talavera como de fuera.

Una empresa mantenedora de protección contra incendios tiene que tener maquinaria para hacer el mantenimiento: máquina de tolva para meter el polvo, máquina de CO2 para recargar los extintores,  una máquina de retimbrado y una máquina secadora.

Tenemos un grave problema de intrusión. Hay empresas que son sólo instaladoras pero que subcontratan el mantenimiento, por lo tanto no son empresas mantenedoras.  Ésas empresas no pueden certificar la instalación ni cuentan con la certificación 9001 que es obligatoria. Es importante que el cliente sea consciente de esto.

 Algunas prácticas de empresas pueden incluso perjudicar seriamente al cliente, como el retimbrado.  Hay empresas que dicen que lo hacen pero sólo cambian una fecha o colocan un collarín al extintor.

 El retimbrado consiste en una revisión que se realiza cada cinco años, según fecha de fabricación  de los extintores y de las mangueras. Para realizarlo, hay que vaciar el polvo, meterles presión y agua  y verificar que no estallen. Esto tarda unos 50 minutos por extintor y las mangueras mucho más.

No se deje engañar. Es esencial que al final de una revisión le entreguen los certificados correspondientes. También es importante exigir las facturas y contratos para tener una garantía de que está cubierto.

¿Te resulta interesante? Compartir Futurar con vuestros amigos de facebook

www.fundacionfuturart.es utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Si, Acepto Navegar