Entrevista a Juan Antonio Díaz Basilio.  Co-Director Clínica Iphysio Therapy

Cuando la vocación es el hilo conductor de la excelencia

En Iphysio llevan un año y medio apostando por una nueva manera de concebir la atención al paciente. Han conjugado la fisioterapia,  la podología, la nutrición y el acondicionamiento físico para obtener los mejores resultados. Un sitio donde la prevención es lo primero y la calidad humana su fundamento.  

Éste primer año y medio de vida no esperábamos que fuera un  tan productivo, tan  bueno y donde nos hemos hecho hueco rápido dentro de la fisioterapia, aquí, en Talavera y comarca.

Una de las cosas que me alegra en este mundo es haber encontrado a Luis como socio y compañero. Somos dos fisioterapeutas con una visión empresarial, del paciente y la fisioterapia muy similar. Eso lo ha notado el paciente, y es por ello que somos una clínica referente.

¿Qué hace a Iphysio diferente?

Tenemos una visión global. No es solamente la fisioterapia. Hemos conjugado  en nuestra clínica la podología, biomecánica,  nutrición clínica y deportiva y el acondicionamiento físico…

Entendemos que trabajar de forma interdisciplinar es fundamental, nos nutrimos  mutuamente de pacientes entre compañeros de distintas disciplinas dentro y fuera de la clínica, y es aquí donde se ve la optimización del bienestar del paciente.

Hay que reconocer la parcela que pertenece a cada profesional para poder ofrecer la mejor atención al paciente.

La prevención es esencial. La gente se extraña, a veces, cuando en una consulta, les decimos “esto yo no te lo voy a curar, te lo tienes que curar tú, tomando una serie de medidas a lo largo de tu día a día para que esto no te vuelva  a pasar y vaya a mejor. Yo te voy a dar una receta y si la sigues, mejorarás”. 

Como fisioterapeutas ayudamos al cuerpo a su auto curación, pero es muy importante la labor preventiva y terapéutica por supuesto, pero es la implicación del paciente como parte activa la que logrará los resultados esperados.

Una buena entrevista inicial o anamnesis es fundamental para llegar a entender la causa por la cual ese paciente ha llegado a la clínica con unos síntomas específicos, pero en ocasiones, por un problema de espalda, lo primero que hacen los pacientes cuando llegan a consulta es tumbarse en la camilla “esperando que le pongamos las manos encima”, pero no, primero hay que hablar, me tiene que contar lo que pasa con todo lujo de detalles, aportar  informes o pruebas diagnósticas si las tiene, y si creemos necesaria una intervención, la hacemos. De lo contrario derivamos al profesional o profesionales sanitarios competentes con el fin de optimizar su buena evolución.

Gente que vuelve, gente que viene por parte de otras personas, te lo dice: “Es la primera vez que me preguntan por mis antecedentes, por las actividades que hago en mi vida diaria, me piden informes y radiografías”. Me consta que hay compañeros que lo hacen pero es llamativo que la gente te refuerce de esa manera.

El paciente es lo primero

Nuestro concepto es completamente distinto a lo que hay en Talavera, hacía falta algo como esto, que englobara al paciente desde otro punto de vista. Era importante ofrecerle todas las posibilidades y sobre todo una atención muy personalizada.

Desde el inicio obviamos trabajar con compañías médicas, consideramos que no son rentables en la mayoría de los casos que nos vienen a consulta, ni para el paciente, ni para el profesional porque es imposible desempeñar la profesión  al 100%, y como he dicho, el paciente necesita del máximo de atención con las máximas garantías.

Desde un punto de vista personal y profesional, el conjunto de fisioterapeutas locales, estamos intentando hacer una asociación de fisioterapeutas aquí, en Talavera, porque la figura del fisioterapeuta en la zona está muy encasillada y en ocasiones a la sombra del penoso  y peligroso intrusismo sanitario.

El Colegio de Fisioterapeutas hace una labor excelente, pero debe haber una implicación del colegiado, siempre. La mayoría de los fisioterapeutas que trabajamos por privado somos los que hemos dado ese paso hacia adelante. Vemos la necesidad de explicar la profesión desde otro punto de vista, darle más visibilidad y sobre todo, luchar contra la lacra del intrusismo.

Vemos cada vez más pacientes que han  acudido a personas que no son profesionales sanitarios y  les agudizan o provocan lesiones, y que en ocasiones  son incurables. Tendrán un problema para toda la vida, de mayor o menor gravedad y sin ningún tipo de garantías, ya que estos pseudoprofesionales no están amparados por ningún colegio profesional y/o seguro de responsabilidad. Están pasando cosas que no deben suceder y están sucediendo. Hay que concienciar  y educar cada vez más.

Estos pseudoprofesionales o falsos sanitarios creen que pueden “tratar” ciertas cosas, y  sin los conocimientos sanitarios previos, que se estudian en universidad y con una oficialidad, se pueden dejar de lado circunstancias muy importantes  y generar problemas muy serios.

Tenéis unos estándares de calidad muy altos que hace que la gente venga una primera vez y quiera volver

Todos los profesionales de iPhysio Therapy  estamos en constante formación y actualización. También invertimos en tecnologías. El año pasado por ejemplo, compramos un ecógrafo y éste año hemos adquirido otro de mejores y mayores prestaciones. Este aspecto nos nace trabajar sobre seguro, con lo mejor y dando el mejor servicio.

La profesionalidad tiene que ir siempre por delante, no puedes dejar nada al azar. Trabajamos siempre sobre la objetividad. Todo lo que hacemos está basado en estudios, en formación que está completada y validada. Antes de eso, no se aplica en la clínica.

Si el paciente no puede aportar todos los informes que le han hecho o si tengo dudas sobre algo, no le trato. Así es como hay que hacerlo, eso  es ser profesional.

Los estándares de calidad deben permanecer siempre porque son los que te garantizan trabajar sobre una base. Es fundamental tener muy claro que línea de trabajo se quiere seguir para transmitirlo también a los pacientes.

Vienen aquí Sandra Sánchez, David Arroyo, Fernando Alarza… Deportistas renombrados de nuestra ciudad

Para nosotros, todos nuestros pacientes son iguales, todos tienen la misma necesidad final, que es estar bien. Tenemos que agradecer que deportistas de alto nivel confíen en nosotros y que además nos ayuden con su imagen.

Todos ellos son muy agradecidos, pero recuerdo una ocasión que Fernando Alarza nos dijo, después de desearle suerte en su próxima competición: “recuerda que el éxito es de todos”. Eso para mí, vale mucho.

El otro día tuvimos un paciente que está empezando a hacer triatlón. Le dijeron que no iba a poder volver a correr por una lesión de rodilla, pero haciéndole las pruebas y tratamiento necesarios, ha mejorado muchísimo. Él ya está entrenando con normalidad y me ha dicho que nos iba a dedicar la primera prueba. Esas cosas son importantes. Vale mucho más eso que cualquier otra cosa.

Se crea un vínculo de confianza y cariño.  Hemos trabajado prótesis y rehabilitaciones un poco más duras y ver que una persona de 80 años que venía en silla de ruedas, hoy utiliza un bastoncito, es un logro. “Yo ya me veía en una residencia”, nos dice, “y ahora estoy caminando”.  Yo lo traslado a lo que me gustaría que hicieran conmigo o mis familiares el día de mañana.

He trabajado mucho en geriatría y a mí me ha dado una lección de vida enorme. Nuestros mayores han trabajado y sufrido mucho,  las farolas de las calles están puestas porque ellos han luchado por ello antes que nosotros y  les debemos, como poco, poner a su servicio todo lo que sabemos y más.

¿Crees que está bien valorada la fisioterapia?

“No es comprensible”, me dijo un médico el otro día comparando sus tarifas con las nuestras, “que en una hora que estáis con una persona, con todo el esfuerzo físico y el desgaste de material y formación, cobréis 30€ por sesión y yo duplico o triplico eso en 15-20 minutos”.

Son profesiones diferentes, pero cuesta entender cómo la fisioterapia todavía no está valorada como debería.

Somos necesarios y no debemos relegarnos a tener unas capacidades económicas que nos impidan continuar con la formación y/o invertir en  nuevos elementos que nos puedan permitir mejorar la calidad de vida de las personas. Eso lo tiene que entender la gente.

Dicen por ahí que estáis pensando en ampliar el negocio

Actualmente tenemos varias ideas  en mente, pero no podemos adelantar mucho.  Primero vamos a hacer una ampliación de plantilla y a reformar el local. Tenemos mucha ilusión.

Gracias Juan Antonio por ésta entrevista. Es un placer conocer profesionales comprometidos con su trabajo, con sus pacientes y con la profesión.  Os deseamos todos los éxitos que os merecéis y esperamos seguir compartiéndolos desde Fundación Futurart.

¿Te resulta interesante? Compartir Futurar con vuestros amigos de facebook

www.fundacionfuturart.es utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Si, Acepto Navegar